Blogia
Naorio

Con Animo de Ofender

Asignatura Polémica

Me parece muy curioso que se considere polémica una asignatura con el título de "Educación para la Ciudadanía”… pero claro estamos en España. Cuando el gobierno propone una asignatura para fomentar los valores cívicos y la ética ciudadana basada en el pluralismo y el respeto mutuo pues uno piensa que la opinión popular será unánime. Pues no, como ya he dicho antes esto es España y claro aquí no llueve a gusto de todos pero si sobre mojado.

Aquí, la gente se echa las manos a la cabeza cuando se quiere quitar como obligatoria la asignatura de religión católica en los colegios. Y por otro lado acusa a esta nueva ley de ser manipuladora ya que intentará mostrar al alumno las diferentes religiones del mundo… y ya por qué no decirlo también las que conviven en España actualmente aunque muchos se empeñen en no verlo y en creer que los monarcas actuales se siguen llamando Isabel y Fernando. Y yo me pregunto: ¿Quién son los manipuladores? ¿No será que tiemblan los principios de la manipulación social?

Y por otro lado, se encuentra la defensa de la familia que ve un crimen imperdonable que a los chavales se les enseñe que por tu condición sexual, seas hombre, mujer o lo que seas, no se puede discriminar a nadie porque eso atenta con la unidad de la familia. Pero claro prefieren que sus hijos sean muy machos y mujeres y vayan por ahí sin respeto a la vida, tomando todo tipo de drogas, defendiendo la violencia gratuita, practicando un sexo necio y sin tener ni puta idea de que esperan de la vida. A mi me parece que la amenaza de la familia se encuentra en nuestras propias casas y no en una educación abierta. ¿Por qué tienen tanto miedo ciertas personas a que el pueblo sea vastamente educado y piense por si solo? ¿Acaso tenéis miedo de no estar haciéndolo tan bien y os den una patada en el culo por mentirosos y engaña bobos?

España es así… mejor permitamos dar una paliza al profesor por nuestros hijos que nuestros profesores enseñen algo verdaderamente útil a nuestras criaturitas. A veces me pregunto si lo que busca la educación española es sacar ciudadanos o meras mulas de carga. La educación no solo se debe orientar al campo profesional si no al social, como ha comentado José Antonio Marina hace poco defendiendo esta asignatura polémica.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Iguales?

¿Iguales?

El otro día viendo el telediario mientras cenaba vi una noticia que me hizo reflexionar y la cuál me pareció muy curiosa. Se trataba de que una pareja de lesbianas que después de haber sido madres, supongo que por inseminación artificial o a saber que artilugio de la ciencia moderna, decidieron romper su relación. La verdad es que hasta aquí el asunto es de lo más normal teniendo en cuenta la estabilidad emocional del mundo actual. El problema surge porque la niña se va a quedar con la madre biológica y claro la madre “no-biológica”, termino que empleo la tele por lo que debe ser cibernética u algo peor esa mujer, alega que ha sido ella la que la ha cuidado y es injusto que no pueda ver a su hija, así llama a la criatura aunque la ley no lo reconozca. Claro, este problema de los divorcios ó separaciones es tan normal entre parejas heterosexuales que no nos choca que les pase a los gays. Pero por mucho que digan algunos homosexuales que su amor es más puro y duradero que el de los demás también acabará siendo tema de actualidad el divorcio homosexual, espero que no se le de tanto bombo al divorcio como al matrimonio porque como veamos tantos divorcios homosexuales en la tele a los homosexuales que tengan planes de casarse se les van a quitar las ganas por cansinamiento de medios. En fin, que viendo la noticia me di cuenta que cualquier pareja de lesbianas puede ser madre sin problemas y no ahora sino siempre, al menos desde que no hace mucha falta al hombre entero para hacer niños. Y en cambio a una pareja de hombres no es que lo tengan chungo sino que más o menos es imposible que tengan un niño a no ser que les toque por herencia. Me parece muy injusto que ahora que se busca tanta igualdad forzada que no es más que un remarcado de nuestras diferencias a fin de cuentas, unos puedan y otros no. Me explico. Si dos mujeres pueden ejercer el rol de padre y madre porque no pueden dos hombre, es decir o se puede ser padre homosexualmente o no, pero no sí eres homosexual masculino y si sí eres homosexual femenino, o como se dice ahora homosexualo y homosexuala para englobar a todos sin discriminar a nadie. O más claro, o se prohíbe a todos o a ninguno el derecho de adopción, que por cierto este es otro tema en el cual no quiero entrar. Eso sería lo justo, ¿no?

Así que ante tanta tolerancia progresista, hemos conseguido que este permitido el matrimonio homosexual y que los homosexuales estén orgullosos de serlo y lo comuniquen a los cuatro vientos. Y yo que nunca he estado orgulloso de ser heterosexual, a lo mejor eso de con quien se acueste cada uno no me ha interesado nunca mucho y no me hace falta hacer apología de mi condición sexual. Vaya creo que debería salir un día por la calle, mover el cacas, gritar lo muy macho que soy y mostrar mis pelos del pecho y así se acabarían las desigualdades. Y no que me de asco cada vez que escucho un comentario homófobo de cualquier gilipollas que pulula por estas tierras progresistas y tolerantes que afirma que a él los homosexuales no le molestan pero que no se le acerquen. O sentirme inseguro de que cualquier grupo de pringaos te pueda propinar una paliza por tu condición sexual. O que no sea necesario poner tu sexo en un contrato laboral. O que regulasen el derecho de adopción. Quizás con eso de tener día del orgullo gay y poder firmar en un papel que quieres a alguien hayamos acabado con las discriminaciones sexuales, aunque creo que el verdadero camino está todavía por recorrer. Deberíamos concienciarnos más de que el sexo solo atañe a los que se meten en la cama y que cada cama es un mundo, que para gustos los colores y que sobre gustos hay mucho escrito. Y que la verdadera tolerancia se encuentra en el respeto a si mismo y a los demás y no en gritar lo muy mariconazo que eres ni lo mal que van los valores de la familia en España, eso es demagogia y aquí no pretendemos ser políticos sino personas justas y supuestamente inteligentes.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cambio

Cambio

En estos tiempos en los que están de moda cosas tan absurdas e irrisorias como la vida intima de unos tipejos que se hacen llamar famosos. Tiempos en los que la máxima que tiene nuestra sociedad es que gane el fin de semana su equipo de fútbol aunque a la hora de salir a fuera no se coman ni un rosco. Tiempos en que la cultura que disfrutamos es sentarnos en frente de una caja que emite todo tipo de basura y que paradójicamente llaman comunicación porque la única y verdadera misión que tiene la televisión es incomunicarnos del mundo y de la realidad y aferrar nuestro egoísmo y necedad. En estos días en que la justicia no es una virtud de la sociedad sino más bien un lujo que tienen los más afortunados de tener el bolsillo lleno. Tiempos en los que la seguridad se ha convertido en la excusa perfecta de tenernos atemorizados y sumisos a sus deseos déspotas y mezquinos. Tiempos en los que un galón de petróleo cuesta indiscutiblemente mucho más que cualquier vida humana. Ahora que se confunde la tolerancia respetuosa con la permisividad temerosa de ser señalado como un radical intolerante y prehistórico, donde las inquietudes se han sustituido por una gran lista de comodidades banales y patéticas, donde la superación personal y las inquietudes han desaparecido a favor del conformismo y la rutina.

 

Y que hace uno ante tanta tecnobarbarie, se cruza de brazos y se dice a uno mismo con resignación que esto es como es y no se puede cambiar. Yo siento un gran dolor ante tanta pasividad y no quiero participar en está masacre de nuestro recuerdo, de nuestra historia y de nuestra sociedad, donde ya no tiene sentido afirmar quien eres, de donde eres, que quieres o a donde vas… Es nuestro deber cambiar, pero no cambiar desde arriba sino desde abajo. ¿Qué es cambiar desde abajo? Cambiar desde abajo no es más que hacer introspección de uno mismo, ser crítico y objetivo y cambiar todas esas pequeñas cosas que nos asemejan al rebaño que quieren desde hace tiempo. Estos pequeños cambios no requieren un gran esfuerzo pero la unión de todos los cambios significa un gran cambio personal. Y un cambio personal de cada individuo de la sociedad puede significar un gran cambio social, una revolución. Pero no una revolución desde cero sino una revolución desde donde nos encontramos, cambiando y mejorando aquello que necesita ser renovado, sin destrucción. El cambio no es una utopía, el cambio existe… dentro de nosotros, el cambio es voluntad de superación…, el cambio es nuestro destino, el cambio es el fruto de la rabia que se siente al mirar alrededor, el cambio es la necesidad, el cambio es el futuro.

 

Yo... Cambio

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres